PROTECCIÓN DE DATOS, VULNERACIÓN DE DERECHOS

A falta de pan buena son tortas, esto es lo que se debe pensar al ver publicado el Real Decreto-ley 5/2018, de 27 de julio, de medidas urgentes para la adaptación del Derecho español a la normativa de la Unión Europea en materia de protección de datos.

Y es que no habiéndose publicado aún la nueva Ley de Protección de Datos, el legislador ha trabajado este Real Decreto-Ley ante la aplicación del Reglamento Europeo de Protección de Datos, desde el 25 de mayo de 2018.

En él, podemos encontrarnos tres capítulos, el primero de ellos versa sobre la identificación del personal competente para el ejercicio de los poderes de investigación que el Reglamento General de Protección de Datos otorga en su artículo 58.1 a las autoridades de control. El segundo de ellos regula el régimen sancionador establecido en el Reglamento General de Protección de Datos, reemplazando los tipos infractores actualmente contenidos en la Ley Orgánica 15/1999 por la remisión a los que están establecidos en los apartados 4, 5 y 6 del artículo 83 de dicho reglamento, lo que resulta de todo punto necesario

Por último y en el que me detendré, el capítulo III regula el procedimiento en caso de que exista una posible vulneración del Reglamento General de Protección de Datos.

En concrero, a través de este procedimiento, el afectado podrá reclamar cuando no haya sido atendida su solicitud de ejercicio de los derechos reconocidos en los artículos 15 a 22 del Reglamento (Derecho de acceso, rectificación, supresión («el derecho al olvido»), Derecho a la limitación del tratamiento, Obligación de notificación relativa a la rectificación o supresión de datos personales o la limitación del tratamiento, Derecho a la portabilidad de los datos y Derecho de oposición).

El procedimiento se iniciará con la admisión a trámite, previa presentación de reclamación oportuna. Se advierte que la petición puede ser inadmitida y entre sus causas puede considerarse, la advertencia formulada por la Agencia al responsable o encargado de tratamiento siempre que concurra alguna de las siguientes circunstancias:

  • Que no se haya causado perjuicio al afectado.
  • Que el derecho del afectado quede plenamente garantizado mediante la aplicación de las medidas.

La Agencia puede de igual modo, remitir la reclamación al propio responsable o encargado de tratamiento o, en caso de que existiera, al Delegado de Protección de Datos a fin de que dé respuesta a la reclamación en el plazo de un mes. La decisión sobre la admisión o inadmisión a trámite, deberá notificarse al reclamante en el plazo de tres meses.

El plazo para resolver el procedimiento será de seis meses a contar desde la fecha en que hubiera sido notificado al reclamante el acuerdo de admisión a trámite. Transcurrido ese plazo, el interesado podrá considerar estimada su reclamación.

De todos modos, con carácter previo, incluida la admisión a trámite de una reclamación o el comienzo de actuaciones previas de investigación, la Agencia examinará su competencia y determinará el carácter nacional o transfronterizo, en cualquiera de sus modalidades, del procedimiento a seguir.

Admitida a trámite la reclamación, la Agencia podrá poner en marcha una fase de actuaciones previas de investigación, que se regirá por lo previsto en el artículo 11 de este Real Decreto-Ley. El procedimiento tendrá una duración máxima de nueve meses a contar desde la fecha del acuerdo de inicio o, en su caso, del proyecto de acuerdo de inicio. Transcurrido ese plazo se producirá su caducidad, y en consecuencia, el archivo de actuaciones. También se establece la posibilidad de suspender los trámites.

Durante la realización de las actuaciones previas de investigación o iniciado un procedimiento para el ejercicio de la potestad sancionadora, la Agencia Española de Protección de Datos podrá acordar motivadamente las medidas provisionales necesarias y proporcionadas para salvaguardar el derecho fundamental a la protección de datos

Cuando se hubiese presentado ante la Agencia Española de Protección de Datos una reclamación que se refiriese, entre otras cuestiones, a la falta de atención en plazo de los derechos establecidos en los artículos indicados más arriba, la Agencia  también podrá acordar en cualquier momento, incluso antes del iniciación del procedimiento para el ejercicio de la potestad sancionadora, mediante resolución motivada y previa audiencia del responsable del tratamiento, la obligación de atender el derecho solicitado, prosiguiéndose el procedimiento en cuanto al resto de las cuestiones objeto de la reclamación

Para concluir, se recoge en la Disposición transitoria segunda, un aspecto interesante en relación a los Contratos de encargado del tratamiento. Indica al respecto que los contratos de encargado del tratamiento suscritos con anterioridad al 25 de mayo de 2018, mantendrán su vigencia hasta la fecha de vencimiento señalada en los mismos y en caso de haberse pactado de forma indefinida, hasta el 25 de mayo de 2022. Si bien, las partes podrán exigirse a la otra la modificación del contrato a fin de que el mismo resulte conforme a lo dispuesto en el artículo 28 del Reglamento Europeo.

Anuncios

AUTÓNOMO A TIEMPO PARCIAL

Si eres autónomo a tiempo parcial, lo sigues teniendo complicado para cotizar por menos del 100%. Si ya en los Presupuestos Generales del Estado 2017, se indicaba que:

No será de aplicación hasta el 1 de enero de 2019 lo previsto en los artículos 1.1, primer párrafo; 24, segundo párrafo; y 25.4 de la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del Trabajo Autónomo, en todo lo relativo a los trabajadores por cuenta propia que ejerzan su actividad a tiempo parcial.”

Hay que recordar el contenido de dichos artículos:

Artículo 1.1

“La presente Ley será de aplicación a las personas físicas que realicen de forma habitual, personal, directa, por cuenta propia y fuera del ámbito de dirección y organización de otra persona, una actividad económica o profesional a título lucrativo, den o no ocupación a trabajadores por cuenta ajena. Esta actividad autónoma o por cuenta propia podrá realizarse a tiempo completo o a tiempo parcial.”

Artículo 24 segundo párrafo:

“Los trabajadores por cuenta propia que ejerzan su actividad a tiempo parcial estarán incluidos, en los supuestos y conforme a las condiciones reglamentariamente establecidas, en el Régimen de la Seguridad Social de Trabajadores Autónomos”

Artículo 25.4:

“Considerando los principios de contributividad, solidaridad y sostenibilidad financiera, la ley podrá establecer un sistema de cotización a tiempo parcial para los trabajadores autónomos, para determinadas actividades o colectivos y durante determinados periodos de su vida laboral.”

Ahora, en los recientes Presupuestos Generales del Estado 2018, nos encontramos con la Disposición adicional centésima vigésima sexta:

“Se aplaza la entrada en vigor de lo previsto en los artículos 1.1, primer párrafo; 24, segundo párrafo; y 25.4 de la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del Trabajo Autónomo, en todo lo relativo a los trabajadores por cuenta propia que ejerzan su actividad a tiempo parcial.”

Como se puede ver, ya no hay mención al año 2019.

ÚLTIMAS NOVEDADES PARA AUTONOMOS

Como bien saben, han sido varios los cambios que en los últimos meses han afectado en materia de seguridad social a la figura del autónomo. Por ello, a efectos de realizar un resumen de los mismos, se recogen a continuación los más importantes:

  1. En situación de pluriactividad, ahora de acuerdo a la Ley 6/2017 de 24 de octubre, se tendrá derecho al reintegro del 50 % de oficio, del exceso en que sus cotizaciones superen la cuantía que se establezca en los presupuestos generales del estado, que a falta de los mismos, es la Orden ESS/55/2018, de 26 de enero la que actualiza la cantidad a la cuantía igual o superior a 12.739,08.
  2. Esta misma Orden nos trajo la base mínima de los autónomo societarios para el 2018 fijándose en 1199,10 euros mensuales. Recuerde que es de aplicación para su segundo año.
  3. Un recargo del 10 % de la deuda, si se abonasen las cuotas debidas dentro del primer mes natural siguiente al del vencimiento del plazo para su ingreso. Lo que supone una disminución del recargo para el supuesto del abono en dicho primer mes.
  4. La ya conocida tarifa plana, se modifica, de tal manera que ahora, solo es necesario no haber estado dado de alta como autónomos en los últimos 2 años, en vez de los 5 anteriores. Por otro lado, se amplía a 12 meses el primer tramo de bonificación que anteriormente era de 6 meses( 50 euros o reducción del 80% si no se elige la base minina). Si estas dudando entre acogerse a las bases que te permite la pluriactividad o las reducciones de la tarifa plana, no dudes más, a día de hoy, la tarifa plana es más rentable.
  5. Bonificación a los trabajadores por cuenta propia:
  • Bonificación a los trabajadores por cuenta propia por conciliación de la vida profesional y familiar vinculada a la contratación (por un plazo de hasta doce meses, a una bonificación del 100% de la cuota de autónomos por contingencias comunes).
    • Por cuidado de menores de doce años que tengan a su cargo.
    • Por tener a su cargo un familiar, por consanguinidad o afinidad hasta el segundo grado inclusive, en situación de dependencia, debidamente acreditada.
    • Por tener a su cargo un familiar, por consanguinidad o afinidad hasta el segundo grado inclusives.
  • Bonificaciones de cuotas de Seguridad Social para trabajadores autónomos durante el descanso por maternidad, paternidad, adopción, guarda con fines de adopción, acogimiento, riesgo durante el embarazo o riesgo durante la lactancia natural adopción, guarda con fines de adopción, acogimiento, riesgo durante el embarazo o riesgo durante la lactancia natural. (durante los períodos de descanso siempre que este periodo tenga una duración de al menos un mes, le será de aplicación una bonificación del 100 % de la cuota de autónomos).
  • Bonificaciones a las trabajadoras autónomas que se reincorporen al trabajo en determinados supuestos. Quienes cesando de su actividad por maternidad, adopción, guarda con fines de adopción, acogimiento y tutela, en los términos legalmente establecidos, vuelvan a realizar una actividad por cuenta propia en los dos años siguientes a la fecha del cese (cuantía de 50 euros mensuales durante los 12 meses inmediatamente siguientes a la fecha de su reincorporación al trabajo).
  1. Deducibilidad en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas de los gastos de suministros de la vivienda parcialmente afecta a la actividad económica y de los gastos de manutención incurridos en el desarrollo de la actividad
  2. Bonificación por la contratación de familiares del trabajador autónomo. De este tema hable en el ¿bonificación por la contratación de familiares? y finalmente la TGSS afirma que será elección de las partes el que el familiar colaborador sea encuadrado en el Régimen general o en el RETA.
  3. Los trabajadores autónomos también podrán cambiar hasta cuatro veces al año la base por la que viniesen obligados a cotizar.
  4. La cuota a abonar comprenderá los días de prestación efectiva de la actividad por cuenta propia en el mes en que aquellas se hayan producido, exigiéndose la fracción de la cuota mensual correspondiente a dichos días; a tal efecto, la cuota fija mensual se dividirá por treinta en todo caso. Y este pago proporcional se mantendrá hasta un máximo de tres altas dentro de cada año natural.
  5. Los Regímenes Especiales de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos deberán efectuar el pago de las cuotas mediante el sistema de domiciliación en cuenta, abierta en una entidad financiera autorizada para actuar como oficina recaudadora de la Seguridad Social.
  6. Compatibilidad de la realización de trabajos por cuenta propia con la percepción de una pensión de jubilación contributiva. La actividad que se realiza por cuenta propia y se acredita tener contratado, al menos, a un trabajador por cuenta ajena, la cuantía de la pensión compatible con el trabajo alcanzará al 100 %.
  7. Inclusión de la pareja de hecho dentro de las Bonificaciones por altas de familiares colaboradores de trabajadores autónomos.
  8. Nueva redacción a la Disposición Adicional Décima del Estatuto de Trabajadores Autónomos que incluye un nuevo supuesto para el caso de que el trabajador autónomo desee contratar por cuenta ajena a un hijo con discapacidad física o sensorial, con un grado de discapacidad reconocido igual o superior al 33 por ciento e inferior al 65 por ciento, siempre que causen alta por primera vez en el sistema de la Seguridad Social.
  9. Por su parte, la Orden ESS/214/2018, obliga ahora a los trabajadores autónomos a darse de alta en el sistema RED, independientemente de que tengan contratados trabajadores, de igual modo, deberán incorporarse también al sistema de notificación electrónica (Tras consulta a la TGSS, afirman que a pesar del literal de la Orden ESS/214/2018, se ha establecido como no obligatorio darse de alta en el sistema Red si no se tiene trabajadores, continuando con el actual criterio)

Por último, me resulta curiosa la Disposición adicional cuarta que versa sobre el Estudio del concepto de habitualidad a efectos de la inclusión en el Régimen Especial de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos. Hubiera sido un buen momento para afrontar el análisis en vez de posponerlo.

AYUDA AL ALTA DE AUTONOMOS EN MADRID

Publicado el nuevo ACUERDO de 5 de diciembre, del Consejo de Gobierno en la Comunidad de Madrid ya disponemos de las modificaciones de las normas reguladoras y de procedimiento de concesión directa de las ayudas del Programa de Consolidación del Trabajo Autónomo.

Hay que recordar que era necesario llevar a cabo una actualización sobra el anterior Acuerdo, debido a la reciente modificación que suponía cambios sobre la llamada Tarifa plana. Si bien, estas modificaciones han ido un poco más allá. Veamos las más importantes:

  1. En primer lugar, obviamente el Acuerdo se ajusta y remite a la actual regulación del párrafo primero del artículo 31.1 de la Ley 20/2007, de 11 de julio, para establecer el inicio de la subvención, que será durante un máximo de doce meses adicionales al período de reducción establecido en el citado artículo. ( ya no se entra al detalle desde que mes a que mes, en previsión de futuras modificaciones de dicho artículo)
  2. No se recoge, y este punto es importante, la exclusión de los autónomos en calidad de familiares colaboradores del titular de la explotación, y los socios, familiares de socios o miembros de órganos administradores de sociedades mercantiles.
  3. Importante también el cambio de criterio en cuanto al periodo de presentación de solicitudes. Ahora se indica que podrán presentar la solicitud durante los cuatro últimos meses del período de disfrute de la reducción prevista en el párrafo primero del artículo 31.1 de la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del trabajo autónomo y hasta el último día del mes siguiente al citado período ( recordemos que antes era a partir del tercer mes desde el alta inicial del trabajador autónomo y hasta el último día del séptimo mes desde el alta del trabajador por cuenta propia o autónomo)
  4. La documentación a presentar se ha simplificado, siempre y cuando se autorice la consulta a la administración de algunos de ellos. (como puede ser la vida laboral)
  5. El plazo máximo para resolver será de seis meses, a contar desde la entrada de las solicitudes en el Registro del órgano competente (anteriormente era de 3 meses).
  6. El importe de la subvención se abonará en un pago anticipado (anteriormente lo era en dos pagos) y se realizará cuando haya transcurrido el período de reducción establecido en el párrafo primero del artículo 31.1 de la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del trabajo autónomo.
  7. Ahora el pago anticipado se justificará a la finalización del período subvencionable, mediante la comprobación por parte de la Comunidad de Madrid, de que el solicitante ha permanecido en alta en dichos meses y se encuentra al corriente de sus obligaciones con la Seguridad Social.
  8. Finalmente termina indicando que los datos personales recogidos en el procedimiento serán incorporados y tratados en el fichero “APCA” cuya finalidad es la gestión de las Ayudas del Programa de Consolidación del Trabajo Autónomo. (anteriormente el fichero era “ATB Subvenciones”, cuya finalidad es la gestión de subvenciones a la creación de empleo estable, al fomento de empleo y a empresas de economía social y autónomo.

     

     

    ¿ BONIFICACIÓN POR LA CONTRATACIÓN DE FAMILIARES?

    En relación a la reciente publicación de la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo hay un aspecto que genera cierta controversia, al menos a mi parecer. Se trata de la Disposición adicional séptima “Bonificación por la contratación de familiares del trabajador autónomo”. Esta disposición nos indica en su párrafo primero que:

    “La contratación indefinida por parte del trabajador autónomo como trabajadores por cuenta ajena de su cónyuge, ascendientes, descendientes y demás parientes por consanguinidad o afinidad, hasta el segundo grado inclusive, dará derecho a una bonificación en la cuota empresarial por contingencias comunes del 100 por 100 durante un período de 12 meses

    Pues bien, de la simple lectura, parece que no hay dudas, es decir parece que cualquier autónomo podrá contratar con un contrato indefinido a familiares hasta el segundo grado y acceder a la bonificación descrita.

    La duda surge en relación al artículo 12.1 TRLGSS que indica lo siguiente:

    “A efectos de lo dispuesto en el artículo 7.1, no tendrán la consideración de trabajadores por cuenta ajena, salvo prueba en contrario: el cónyuge, los descendientes, ascendientes y demás parientes del empresario, por consanguinidad o afinidad hasta el segundo grado inclusive y, en su caso, por adopción, ocupados en su centro o centros de trabajo, cuando convivan en su hogar y estén a su cargo”

    Es decir en estos casos nos encontramos ante un autónomo colaborador que la propia Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo vuelve a retocar modificando la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del trabajo autónomo.

    De igual modo la Ley 43/2006, de 29 de diciembre, para la mejora del crecimiento y del empleo, nos indica en su artículo 6.1 como exclusión a las bonificaciones:

    “b) Contrataciones que afecten al cónyuge, ascendientes, descendientes y demás parientes por consanguinidad o afinidad, hasta el segundo grado inclusive, del empresario o de quienes tengan el control empresarial, ostenten cargos de dirección o sean miembros de los órganos de administración de las entidades o de las empresas que revistan la forma jurídica de sociedad, así como las que se produzcan con estos últimos.

    No será de aplicación esta exclusión cuando el empleador sea un trabajador autónomo que contrate como trabajador por cuenta ajena a los hijos menores de treinta años, tanto si conviven o no con él, o cuando se trate de un trabajador autónomo sin asalariados, y contrate a un solo familiar menor de cuarenta y cinco años, que no conviva en su hogar ni esté a su cargo.”

    A esta última Ley se refiere la Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, en la mencionada Disposición adicional séptima en su último párrafo indicando:

    “En lo no previsto en esta disposición, será de aplicación lo dispuesto en la sección I del capítulo I de la Ley 43/2006, de 29 de diciembre, para la mejora del crecimiento y del empleo, salvo lo establecido en sus artículos 2.7, 6.1.b) y 6.2.”

    Es decir parece que el legislador desea sustituir la aplicación del articulo 6.1.b) por la nueva Disposición adicional séptima ampliando los supuestos en los que es posible obtener bonificaciones en la contratatación por cuenta ajena de familiares más allá de los dos recogidos en aquel artículo.

    ¿Pero y por qué no derogar entonces el artículo 6.1 b)? Tal vez el legislador desea reservar ese artículo 6.1 b) para los supuestos de contrataciones llevados a cabo por autónomos individuales (y permitidas por la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del trabajo autónomo) y la aplicación de la nueva “Bonificación por la contratación de familiares del trabajador autónomo” para los contratos efectuados por los autónomos societarios.

    Sin embargo, el problema sigue siendo la redacción dada. La contratación indefinida por parte del trabajador autónomo…”. ¿Qué debemos entender por trabajador autónomo? ¿cualquier autónomo, tanto societario como individual?. Sorprendería la verdad, la aplicación de esta disposición a todos los autónomos. Corresponde esperar a la interpretación que de la misma lleve a cabo la Tesorería General de la Seguridad Social que a día de hoy aun no ha resuelto.