AYUDA A LA MODERNIZACIÓN E INNOVACIÓN DE LA PYME

Publicada la convocatoria de ayudas para el año 2017 dirigidas a proyectos de inversión para la modernización e innovación de las PYMES Comerciales de la Comunidad de Madrid.

Las pequeñas y medianas empresas y los empresarios individuales encontrarán como subvencionables los siguientes gastos:

  1. Obras de ampliación, transformación o nueva implantación de establecimientos comerciales.
  2. Adquisición de equipamiento y mobiliario especializado que sea necesario para el desarrollo de la actividad comercial y en especial para la exposición de productos. En el caso de la venta ambulante, se considera equipamiento comercial específico a los vehículos comerciales.
  3. Adquisición de equipos informáticos, tanto hardware como software, dirigidos a la implantación y mejora del comercio electrónico, así como a proyectos que permitan la implantación de las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) en los procesos de negocios comerciales.

Las inversiones deberán haberse ejecutado entre el 16 de septiembre 2016 y el 15 de septiembre de 2017. En todo caso, el pago material de las acciones subvencionables deberá estar realizado, como fecha tope, el 30 de septiembre de 2017.

Serán subvencionables, las inversiones contempladas en el proyecto presentado siempre que alcancen en su conjunto un coste mínimo de 10.000,00 euros, impuestos excluidos.

Las ayudas consistirán en subvenciones directas del 50 por 100 del presupuesto aceptado de inversiones del proyecto presentado, impuestos excluidos, con el lí- mite máximo de 20.000 euros y un establecimiento comercial por beneficiario.

El proyecto ejecutado deberá incluir actuaciones en todas las líneas de actuación comprometidas y reflejadas como tales en la Orden de Concesión.

En caso de que la entidad solicitante estuviera dada de alta en más de un epígrafe del IAE y alguno de ellos no estuviera en el listado epígrafes subvencionables contenidos en el Anexo I de la Orden, la base de la subvención se tomará prorrateando los gastos efectuados según la superficie del local comercial o punto de venta que efectivamente se dedique a la actividad subvencionable.

Anuncios

OBJETO SOCIAL EN SOCIEDADES


A lo hora de constituir nuestra sociedad, uno de los aspectos que hay que tener en cuenta, es el objeto social que la misma va a contemplar. El objeto social, nos da la información de a qué actividades se va a dedicar nuestra sociedad.

Debemos ser concretos a la hora de redactar el Objeto Social.  No se permitirá expresiones como “la realización de cualesquiera otras actividades de lícito comercio” ni emplearse expresiones genéricas de análogo significado.

Hay quien decide incluir todo tipo de actividades como objeto social para su Sociedad, a pesar de que muy probablemente no llegue a desarrollar ni la mitad de las actividades que se recogen en sus estatutos. Esta práctica puede ser perjudicial, por ejemplo a la hora de solicitar ayudas y subvenciones o préstamos blandos. Entre las condiciones a optar a las mismas es posible que se excluya como beneficiario aquellas sociedades que realicen esta o aquella actividad recogida en su Objeto Social.

Por otro lado, no hay que confundir lo que se considera actividad de la sociedad, de lo que puede ser operaciones esporádicas y no relacionadas directamente con dicha actividad. De esta manera, que la Sociedad pueda llevar a cabo la compraventa de un inmueble para desarrollar su actividad, no quiere decir que la actividad de la Sociedad sea la compraventa de inmuebles.

De igual modo, el Objeto Social puede influir en nuestra denominación social, ya que podrá formar parte de dicha denominación alguna expresión que haga referencia a una actividad que esté incluida en el objeto social, teniendo en cuanta que en el caso de que se elimine dicha actividad del objeto puede afectar a la validez de la denominación.

No podrán incluirse en el Objeto Social los actos jurídicos necesarios para la realización o desarrollo de las actividades indicadas en él.

Debemos también indicar que la redacción del Objeto Social es libre (teniendo en cuanta lo indicado hasta ahora) si bien hay supuestos donde puede estar condicionado. Es el caso de la constitución de sociedades telemáticas, más concretamente la Sociedad Limitada Nueva Empresa y la Sociedad de Responsabilidad Limitada.
En el caso de la primera, el artículo 436 de la Ley de Sociedades de Capital nos indica que su Objeto Social deberá ser alguna de las siguientes actividades que se transcribirán literalmente en los estatutos: agrícola, ganadera, forestal, pesquera, industrial, de construcción, comercial, turística, de transportes, de comunicaciones, de intermediación, de profesionales o de servicios en general.

Si bien también nos indica lo siguiente:

“Además, los socios fundadores podrán incluir en el objeto social cualquier actividad singular distinta de las anteriores. Si la inclusión de dicha actividad singular diera lugar a una calificación negativa del registrador mercantil de la escritura de constitución de la sociedad, no se paralizará su inscripción, que se practicará, sin la actividad singular en cuestión, siempre que los socios fundadores lo consientan expresamente en la propia escritura de constitución o con posterioridad.

En ningún caso podrán incluirse en el objeto social aquellas actividades para las cuales se exija forma de sociedad anónima ni aquellas cuyo ejercicio implique objeto único y exclusivo.”

En el caso de la segunda, será la Orden JUS/1840/2015, de 9 de septiembre, por la que se aprueba el modelo de escritura pública en formato estandarizado y campos codificados de las sociedades de responsabilidad limitada, así como la relación de actividades que pueden formar parte del objeto social, la que nos especifique que actividades puede formar parte del objeto social, en concreto los CNAEs que son aceptados para la tramitación de la sociedad por medios telemáticos.

Salón MiEmpresa.

 

Este año estaré por partida doble en el Salón MiEmpresa.

salon-mi-empresa

En primer lugar, Ofreceré la conferencia sobre ¿Dispuesto a contratar? Principales contratos laborales y mercantiles. Dfoto-salon-2onde trataré sobre los tipos de contratos laborales (contrato indefinidos, de obra y servicio, temporales, en prácticas, para emprendedores…) y tipos de contrato mercantiles más habituales, así de otros contratos típicos en startups en esta relación Empleador-empleado. Será a las 13:40 en la “Sala pregunta”.

Por otro lado, también atenderé a aquellos emprendedores que tengas dudas legales en la “Sala mentoring asesoramiento global”. En este caso será de 17:00 a 18:00h.

Nos vemos en el Salón MiEmpresa el día 22 de febrero.

MIS DATOS PERSONALES

En nuestro día a día, facilitamos datos personales constantemente. Rellenamos formularios on line, formularios en papel, contestamos a llamadas telefónicas de alta de servicios, comerciales etc. ¿Pero como debería ser la solicitud, conservación y cancelación de nuestro datos?

Estamos hablando del “Principio de Calidad”. Este principio engloba distintos conceptos o principios, que se deberían respetar a la hora tratar los datos personales de terceros.

El primer principio que debemos tratar, es el principio de finalidad. Con ello, se pretende determinar que los datos recogidos deben atender a una finalidad determinada, explicita y legítima. Es decir, los datos que se solicitan deberían ser simplemente, los imprescindibles para cumplir tal finalidad, no solicitando más datos de los necesarios. Pero además, esta finalidad debe ser conocida por quien acepta dar sus datos y por supuesto ser adecuadas al ordenamiento jurídico.

El objetivo en todo caso es que los datos sean adecuados a la finalidad que se persigue por lo que no se debería exceder en la petición de datos que no cumplen con el objetivo que se buscó en el momento de creación del fichero. El consentimiento del usuario debe estar totalmente relacionado con los fines precisos descritos a la hora de la petición de los datos. Ni que decir tiene que los datos no pueden ser obtenidos bajo engaño o fraude.

Los datos recabados también deben encontrarse en todo momento actualizados,  respetando el principio de veracidad, exactitud e integridad. Para ello, los datos tendrán que estar por tanto almacenados y ordenados, rectificados cuando sea necesario por los posibles cambios que se hayan producido o finalmente cancelados. El mantener los datos actualizados, es cosa de ambas partes, tanto del responsable del fichero como del propio usuario que facilitó los datos (que deberá comunicar en su caso, las posibles modificaciones).

Otro aspecto a tener en cuenta, es  la conservación de los mismos. La conservación de estos datos, debe llevarse a cabo de tal forma, que permita la identificación de los usuarios hasta que la finalidad del fichero decaiga, momento en el que deberán ser cancelados.

En cuanto a la cancelación de datos, esta debe producirse, como hemos indicado, cuando los datos solicitados ya no responden a la finalidad para la cual se solicitaron. Hay que aclarar que la cancelación de los datos, no supone la eliminación de los mismos sino que se deberán conservar bloqueados durante un periodo de tiempo, hasta finalmente sean eliminados.

Finalmente, es necesario recordar las sanciones que impone la AGPD en caso de incumplimiento normativa vigente en protección de datos.

  • Las infracciones leves serán sancionadas con multa de 900 a 40.000 euros.
  • Las infracciones graves serán sancionadas con multa de 40.001 a 300.000 euros.
  • Las infracciones muy graves serán sancionadas con multa de 300.001 a 600.000 euros.

LOS COSTES DE LA TRAMITACIÓN TELEMÁTICA DE SOCIEDADES

De nuevo, es necesario tratar la situación de la constitución telemática de sociedades y en concreto, sus costes. Como ya se trató aquí, existe la posibilidad de constituir algunas formas jurídicas de forma telemática, entre ellas, la Sociedad de Responsabilidad Limitada.

Uno de los beneficios que aporta este tipo de tramitación es, sin duda, que los tiempos para su constitución se acortan considerablemente en comparación a sí constituyéramos la sociedad de forma presencial. Otra de las principales ventajas, es su coste. Efectivamente, como ya se indicaba en el anterior articulo, podemos llegar a constituir una Sociedad de Responsabilidad Limitada por unos 100 euros. Solo deberemos respetar los requisitos que indica la normativa, para poder disfrutar de estos costes reducidos ante el notario y el registro mercantil.

Ahora bien, a la hora de determinar cuáles son esos requisitos debemos atender tanto al Real Decreto-ley 13/2010, de 3 de diciembre, de actuaciones en el ámbito fiscal, laboral y liberalizadoras para fomentar la inversión y la creación de empleo como también al Real Decreto 421/2015, de 29 de mayo por el que se regulan los modelos de estatutos-tipo.

Repasemos por tanto, lo que indicaba el primero de ellos. En su artículo 5. 1 letra g) se podía leer que los costes de constitución de este tipo de sociedades serían de 150 euros para el notario y 100 para el registrador. Si bien en el punto 2 del mismo artículo, se indicaba que:

“No obstante lo dispuesto en el apartado anterior, cuando el capital social de las sociedades de responsabilidad limitada no sea superior a 3.100 euros y sus estatutos se adapten a algunos de los aprobados por el Ministerio de Justicia, se seguirán las reglas previstas en el mismo con las siguientes especialidades: ….

Se aplicarán como aranceles notariales y registrales la cantidad fija de 60 euros para el notario y 40 para el registrador

Finalmente, en el punto 3 del mencionado artículo, establecía una nueva restricción en cuanto a los requisitos para acogerse a los aranceles reducidos, ya que indicaba que para la constitución de las sociedades mercantiles de capital que no sean de responsabilidad limitada o que, siéndolo, tuvieren entre sus socios personas jurídicas o el capital social fuere superior a 30.000 euros o cuyo órgano de administración delimitado en los estatutos sociales no se estructure como un administrador único, varios administradores solidarios, cualquiera que sea su número, o dos administradores mancomunados, deberíamos estar a otras reglas.

Por tanto, para acogernos a los aranceles de 60 euros para el notario y 40 para el registrador debíamos respetar las siguientes criterios:

  • Ser una Sociedad de Responsabilidad Limitada.
  • Acogernos al modelo de Estatutos-tipo.
  • Contar con un capital igual o inferior a 3.100 euros.
  • Nuestro órgano de administración podría ser un administrador único, varios administradores solidarios, cualquiera que sea su número, o dos administradores mancomunados.
  • No poseer entre nuestros socios, con socios personas jurídicas.

En el caso de los aranceles de 150 euros para el notario y 100 para el registrador, estaríamos bajo los mismos criterios, si bien el capital social podía establecerse entre 3.100 y 30.000 euros y no era necesario acogerse al modelo de Estatutos-Tipo.

Sin embargo, todo esto cambió en el momento en el que apartado tres del artículo 5 (entro otros apartados) fue derogado por la letra d) de la disposición derogatoria de la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización.

De tal manera, que a día de hoy, para el supuesto de los aranceles más reducidos, se encuentra vigente los siguiente requisitos:

  • Ser una Sociedad de Responsabilidad Limitada.
  • Acogernos al modelo de Estatutos-Tipo.
  • Contar con un capital igual o inferior a 3.100 euros.

Siendo el cuarto requisito impuesto por el modelo de escritura pública en formato estandarizado, que no es otro que el de que el órgano de administración deberá ser un administrador único, cinco administradores máximo si son solidarios o dos administradores si son mancomunados.

Para el supuesto de los aranceles de 150 euros para el notario y 100 para el registrador, ya no hay mención alguna al limite de 30.000 euros.

De esta manera, la disposición adicional segunda del Real Decreto que regula el nuevo modelo de Estatutos-Tipo resume, en cuanto a los aranceles aplicables, que cuando el capital social de las sociedades de responsabilidad limitada constituidas conforme al real decreto no sea superior a 3.100 euros y sus estatutos se ajusten a los estatutos-tipo, se aplicarán los aranceles de 60 euros para el notario y 40 para el registrador. En los demás casos de constitución de sociedades de responsabilidad limitada constituidas conforme al real decreto, se aplicarán los aranceles de 150 euros para el notario y 100 para el registrador.

De este último Real Decreto, se puede extraer otros criterios a tener en cuenta sobre el procedimiento a seguir para la tramitación telemática de SRL, que ha de tenerse en cuenta.